jueves, 10 de febrero de 2011

Digitalización la Gran Mutación

Una vez visto el panorama actual del periodismo, es lógico enunciar que el periodismo ha sufrido una transformación.  Esta transformación podría ser dividida en varios niveles:

En cuanto a los canales de distribución, está claro que Internet ha portado una nueva forma de acceder a los medios.

En cuanto a la audiencia, el hecho de tener esta presencia en el ciberespacio ha hecho que mucha población se anime a consumir información. Vivimos en una sociedad cada vez más informativamente dual. Dual en cuanto a la calidad de la información: igualmente podemos consumir información muy completa en Internet, como ser absorbidos por las noticias más absurdas.

Y las condiciones del entorno, dónde antes eran cuatro medios los que se repartían el pastes, ahora, en Internet, la cantidad e medios se ha multiplicado. De hecho los modelos de negocio de pago que han funcionado son aquellos raramente identificables en otros medios.

Esta transformación del periodismo, esta adaptación a la nueva tecnología, podemos denominarla “Mediamorfosis”

Mediamorfosis
El periodismo ha sufrido dos mutaciones tecnológicas en menos de 20 años. Una primera revolución hace referencia a los métodos de impresión, se ha pasado de una impresión en la que se utilizaba plomo a la técnica offset (años 70). La otra gran revolución tecnológica es la que todos conocemos, el paso del papel al ciberespacio. Aquí es cuando empiezan a aparecer los primeros diarios online.

Esta última revolución tecnológica, el paso de la información escrita a la información multimedia, puede ser considerada como una mutación independiente dentro de la Mediamorfosis. Este gran paso se hizo posible gracias a la digitalización de contenidos. El hecho de tener la información en ordenador, tuvo varias repercusiones en la profesión de periodistas, la más significativa es que las redacciones se descentralizan (años 90), cada reportero puede trabajar en una parte del mundo y aun así poder enviar las noticias a tiempo. La descentralización de las redacciones supuso:

Un incremento de la calidad periodística, el reportero podría irse al mismo centro de los hechos, aunque estuviera en otro país e informar al día de lo que sucedía.

Simplificación de las tareas de redacción y una estructura en red, esto no quiere decir que pierda la jerarquización que hasta día de hoy la sigue teniendo, sino que un trabajo no tiene que pasar por tantos procesos. Al tener el documento en el ordenador,  las correcciones y cambios son mucho más rápidos.

Empiezan a introducirse color en las publicaciones, se hacen más dinámicas y atractivas sin perder el rigor y la seriedad. Además el modo de impresión cambia, ya no es una cadena, sino que existe una cierta simultaneidad.

Existen nuevas técnicas de almacenamiento, con las cuales no es necesario  un espacio físico como el anterior, tan solo un cuarto dónde tener conectado el servidor.

Por último diremos que la digitalización permite que la hora de impresión y de cierre este más próxima, porque ya vemos el resultado en la pantalla, no es necesario imprimir una tanda para comprobarla.

Todo lo nombrado anteriormente son consecuencias secundarias derivadas de la digitalización de la información, pero la digitalización lo que de verdad significa es:
  • Una convergencia tecnológica, dónde el periodista tiene a su disposición sistemas de reedición, la facilidad de añadir a su información fotografías digitales o infografías.
  • La ya nombrada descentralización de las redacciones, con nuevas relaciones en red y nuevo sistema de edición y corrección de las noticias.
  • Los contenidos  de los medios también sufren una renovación, el reportero debido a esta libertad de movimientos, puede ocuparse de temas muy diversos, además aportarles nuevos formatos, colores, tipografías. Con los periódicos digitales también se cambia la estructura lineal predominante en los mensajes hasta entonces.
  • Se diversifican los canales por los que la información llega al usuario. Un tipo de información más instantánea y personalizada, a través de SMS, Webs, E-mails, etc.
  • Se produce una fragmentación del consumo de la información, ya no es una información que se dirige a  la gran mayoría, sino que cada usuario decide los temas que le interesan.


Todo esto conlleva enfrentarnos a un nuevo paradigma, un nuevo universo que todavía hay que descubrir. Los medios aun no se han adaptado por completo a su presencia en la web y no tienen una identidad fija, se van a adaptando a las innovaciones, pero no proponen una dirección en la que seguir. Los usuarios de los medios en este aspecto tenemos también un papel importante, ya que Internet nos da la oportunidad de participar y expresarnos.  Juntos podemos crear un nuevo ámbito de la información a  gusto de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada