jueves, 17 de febrero de 2011

Multimedialidad

Una vez concretados los nuevos paradigmas del ciberespacio, hoy empezamos a  analizarlos de uno en uno. En primer lugar comenzaremos por la característica de Multimedialidad, A pesar de ser un tema para todos conocido y muy utilizado en la última época, su significado o lo que ello supone, resulta todavía complicado de definir tanto para el entorno académico, como para los profesionales de la comunicación.

Este término, según Ramón Salaverría, puede hacer referencia a dos contextos: uno referido al leguaje o plano comunicativo, en este caso el adjetivo hace referencia a un mensaje que es transmitido unitariamente por varios medios; en cuanto al contexto técnico o  plano de medios, se refiere al mensaje que para su lograr su elaboración completa y su transmisión necesita de la participación de diferentes medios.




En el ámbito de la comunicación periodística un mensaje multimedia es aquel que se sirve de varios lenguajes para su composición, es decir, que en una misma noticia se integra: texto, videos, fotos, etc. En términos más generales y haciendo referencia a los medios y no a la información, diremos que la multimedialidad del periodismo consiste en la unión de los diferentes medios de comunicación en un mismo soporte, en este caso Internet.

Como comentábamos en uno de  nuestros primeros debates en clase, se plantea una teoría de si esta convergencia en un solo medio, significaría la sustitución de los medios anteriores. Debemos echar la vista a atrás y saber que lo mismo se dijo cuando los otros medios aparecieron: la radio iba a acabar con la prensa y la televisión con las dos anteriores, pero esto no solo no fue así, sino que la convivencia ha llegado a nuestros días. ¿Por qué Internet debe ser diferente? Nuestra conclusión ante este tema  es que Internet no sustituirá a los medios ya consolidados, sino que será una herramienta de complementación de la información.

Es cierto que Internet pone en jaque muchas de las características de sus predecesores: revoluciona la instantaneidad, con la posibilidad de un seguimiento de la información al segundo;  Internet se caracteriza por un  espacio ilimitado, por lo que la escasez de espacio para la información no es un problema; en cuanto a los formatos o géneros, sigue manteniendo los tradicionales con la novedad de la crecida de la opinión y la innovadora participación de los usuarios.



Se dice constantemente que el periodismo ha muerto al igual que  la música, ha muerto y que cada vez existe más piratería que la perjudica, y sin embargo nunca ha habido tantos músicos y tantas oportunidades musicales, lo que ha cambiado es la forma de venderlo, pero no de amarlo. Los usuarios han despertado y han descubierto que ya no quieren ser sus esclavos se ha impuesta la ideología de “Yo elijo”.

No debemos ver la presencia del periodismo en Internet como un punto casi final en su trayectoria. También debemos ser realistas y reconocer que no atraviesa uno de sus mejores momentos, pero no por ello su unión con Internet debe ser perjudicial. El problema es de los medios que no han sabido adaptarse todavía a la nueva tecnología a su disposición, en el momento que se logre esta compenetración el periodismo podrá alcanzar metas insospechadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada